La Silla de Vincent en Arles – Estudio

La obra original es un óleo sobre tela, 93×73,5 cm, realizado por Vincent van Gogh en 1888. La reproducción para el estudio la hice en el tamaño original, pero con pinturas acrílicas, a partir de fotografías.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles -  por romina guerra en pintura acrílica - 01

Esta imagen presenta la reproducción en tamaño original de la obra. Fue realizada sobre una plancha de mdf (trupán de 3 mm), con pinturas acrílicas.

1. Superficies de color generan diagonal

Si realizamos una generalización de colores dominantes en la constitución del espacio, se observan dos zonas principales de color. Estas dos zonas de color aparecen como dos superficies cuyo límite genera una diagonal que cruza de lado a lado el espacio de la composición. Esta diagonal aparece como elemento que dice o da una sensación de profundidad visual.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 02

2. Dos ángulos de vistas combinados

Al observar las superficies de color, Van Gogh parece haber combinados dos ángulos diferentes de visión. Así, por el plano amarillo que está visto desde arriba, la silla parece estar viéndose de una vista superior. Mientras tanto, los planos de la pared y el suelo generan una diagonal en otro sentido, dando la sensación visual de que el suelo parece estar visto desde abajo hacia arriba.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 03

Las diagonales del plano de la silla tienen un punto de convergencia diferente a la diagonal del límite pared-suelo. En contraste, el plano de la silla está visto desde arriba.

 

3. Dibujo como límite del color y contornos

Al reproducir la obra, antes de aplicar el color,  es necesario un dibujo esencial de las formas.  El dibujo se hace muy necesario porque  sus líneas se transforman en recurso para delimitar las zonas o áreas que ocupa cada color. Una vez que los colores son aplicados en las zonas delimitadas por este dibujo esencial, hay una re-marcación de estos límites. Este re-dibujo está dado por unos contornos pintados alrededor de las formas. Estos contornos no se reducen al negro, sino que son distintos colores para los diferentes contornos. Por ejemplo, azul claro con tintes turquesa. El contorno viene a delimitar una zona de otro color, y la hace más intensa, más saturada y más distinguible.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 04

Detalle del dibujo de la silla, el cual se reduce a las formas esenciales y una vez hecho, delimita las zonas donde irá aplicado el color.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 05

Cuando se ha rellenado la zona, se vuelve a marcar las líneas del dibujo previo, pero esta vez con el trazo grueso de un pincel. El contorno como dibujo posterior.

El mismo van Gogh habla respecto de este dibujo de las formas esenciales en sus cartas: “Cuando trabajo en el lugar, trato de captar en el dibujo aquello que es esencial; luego los espacios, limitados por contornos, expresados o no pero sentidos; en todos los casos los lleno de tonos igualmente simplificados…”

 

4. Color claro sobre manchas más oscuras

Durante la reproducción y con respecto a la aplicación del color, se observa que aparecen zonas donde se pinta con un color base más bien claro y, después, se aplican pinceladas de un color más oscuro. Esto se usa como recurso gráfico para decir texturas. En general se esperaba que la primera capa del color claro estuviese más bien seca. Luego se pintaba la otra.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 06

Detalle de una esquina de la silla. El recurso de un color sobre otro, en distintas pinceladas, dice de una voluntad de dar textura al espacio.

 

5. Base clara y pinceladas oscuras encima

En otras zonas de la composición, se observan efectos de un color claro –como el amarillo- con tonalidades de otros colores. Entonces, en el proceso de reproducción, se aplican estas manchas de color más oscuro y, posteriormente, se aplica sobre ellas el color claro para unificar los tonos. Esto se realiza con la primera capa un tanto fresca para unificar los tonos.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 07

Arriba se observa un detalle de la pata de la silla donde se da cuenta de estas manchas de un color más oscuro respecto de uno claro. Esto fue usado al pintar toda la madera de la silla.

 

6. Contraste general rojo-verde

En la composición, los colores usados van de los rojos a los amarillos por un lado, y de los verdes a verde agua e incluso turquesa. Sin embargo, se hace notar un contraste general de la familia de los rojos con la familia de los verdes. Los colores dan la sensación de ser más intensos entre sí gracias a este efecto de contraste general.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 08

Al realizar una generalización de los colores se obtiene rojo y verde, que son colores contrastantes: al estar juntos se intensifican y saturan mutuamente.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 09

El contraste general de rojo y verde está construido por los colores rojos y anaranjados con los verdes oscuros y claros respectivos para cada uno.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 10

Tomados de la rosa cromática, los colores observados en la composición corresponden a aquellos que se encuentran entre el anaranjado y el rojo oscuro, incluso café rojizo. Y los verdes que van desde el verde oscuro al amarillo.

7. Contornos contrastantes

En esta obra Van Gogh utiliza nuevamente el recurso gráfico del contorno. Pero esta vez utiliza contornos no sólo negros, sino que de varios colores. Y el contorno lo utiliza para acentuar, destacar y hacer más intenso el color que delimita. Por esta razón los contornos aparecen con colores contrastantes cromáticamente. Así, un anaranjado rojizo lo delimita con líneas verdes; y para hacer vibrar un amarillo de un anaranjado, lo enmarca con un contorno azul. Los contornos contrastantes intensifican el color que enmarcan.

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 01

RG - reproducción van gogh - la silla de vincent en arles - por romina guerra en pintura acrílica - DETALLE Y ESTUDIO - 12

La línea verde intensifica el valor del anaranjado-rojizo de las baldosas. El contraste detallado de los contornos o líneas es paralelo o simultáneo con el contraste general de color.

©All rights reserved by Romina Guerra Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s